“Batkid begins”, cómo un niño de cinco años quiso ser Batman por un día y acabó en cines de todo el mundo

Posted by on Jun 30, 2015 in Blog

Continue

“Batkid begins”, cómo un niño de cinco años quiso ser Batman por un día y acabó en cines de todo el mundo

El 15 de noviembre de 2013, Batman se hizo realidad en San Francisco. En realidad, su versión infantil, Batkid, se hizo realidad en una San Francisco que se disfrazó de Gotham y, por un día, cumplió el sueño de Miles Scott, de sólo cinco años y enfermo de leucemia desde los 18 meses de edad, y que quería ser el Batman de verdad. Más de 25,000 personas llenaron las calles de una ciudad en la que su alcalde y su jefe de policía se involucraron de lleno, y casi 2,000 millones más compartieron y comentaron la historia en redes sociales.

Batkid se había convertido en viral. Barack Obama subió un Vine felicitándolo por salvar Gotham, Christian Bale y Ben Affleck (los últimos actores interpretar al Caballero Oscuro) hicieron lo mismo en Twitter y ante la prensa, y hasta tres de los protagonistas de “Arrow” subieron un vídeo a Facebook agradeciéndole que hubiera “limpiado” las calles de maleantes por ellos. Lo que no iba a ser más que una acción solidaria de la fundación Make-a-Wish, acabó alcanzando tales dimensiones, que tenía que terminar inmortalizada en un documental.

La historia de ‘Batkid begins’

Este documental se estrena en Estados Unidos mañana viernes y se titula ‘Batkid begins’. Seguro que habéis visto ya el trailer de arriba, que apunta a que va a competir con “Del revés” por el título a la película veraniega en la que más se llora, y ese trailer ya deja bien claro qué nos va a contar el documental. Y es justo la muestra de cómo la historia de Miles se convirtió en una imparable bola de nieve lo que puede ser más interesante de todo.

Más de 25.000 personas llenaron las calles de San Francisco para ver en acción a Batkid

“Acabo de llegar y es completamente surrealista”, afirmaba Nachman a The Washington Post nada más llegar a Park City para el festival, a finales de enero, y es un sentimiento que, probablemente, define a la perfección el improbable viaje de Batkid desde aquel día de noviembre de 2013. Miles Scott sólo quería ser el Batman de verdad.

La versión alternativa y aún más independiente del festival de Sundance. Allí se estrenó con un póster dibujado por el mítico Drew Struzan, llamó la atención de Warner y New Line, que lo distribuyen en Estados Unidos, y allí se supo también que Julia Roberts había comprado los derechos de la historia de Batkid para convertirla en una película.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *